Préstamos con garantía hipotecaria

¿Quieres pedir préstamos con garantía hipotecaria? Si tu respuesta es afirmativa, en este articulo encontrarás información a detalle sobre este producto financiero.

Últimamente, se están usando más los préstamos con garantía hipotecaria en España. Más personas quieren saber qué es un préstamo con garantía hipotecaria y así aprovechar este financiamiento tan versátil.

Aquí hablaremos sobre los requisitos y pasos que necesitas saber al solicitar este tipo de crédito. Lo que buscamos con el artículo, es que puedas encontrar el mejor préstamo con garantía hipotecaria del mercado.

Mejores préstamos con garantía hipotecaria

Si buscas los mejores préstamos con garantía hipotecaria en España, puedes echarle un ojo a nuestra tabla. En ella encontrarás los créditos con garantía hipotecaria más competitivos que hay en el mercado. Estas opciones fueron pensadas para distintos casos y situaciones, esperemos encuentres una que se adapte perfectamente a ti.

La variedad entre los prestamistas y las condiciones que te ofrecen te darán muchas oportunidades. Pues te permitirá acceder a mini créditos estando en ASNEF o si eres autónomo o jubilado. De tal manera, tu abanico de opciones será mucho más amplio.

¿Qué es un préstamo con garantía hipotecaria?

Préstamos con garantía hipotecaria

Conocido también como segunda hipoteca, este es un préstamo que utiliza una vivienda u otro tipo de inmueble como garantía. Entre ambas partes (prestamista y prestatario) se estipula el monto a prestar y el lapso de tiempo determinado para solventar la deuda.

Este producto financiero requiere una vivienda a tu nombre que esté libre de cargas, como una hipoteca. El plazo de pago varía entre los 12 y 180 meses, pero este tiempo cambia según los intereses de la financiera. Los pagos, por lo general, son mensuales y en algunos casos trimestrales, hasta amortizar la totalidad del préstamo.

La suma del préstamo, y tasa de interés a pagar en él, se calculan en base ciertos aspectos en específico. Estos serán tu ingreso, historial crediticio y el valor del inmueble en el mercado. El préstamo se suele calcular a un tercio del valor actual de la vivienda, de esta manera el prestamista no estaría en riesgo. En el caso de incumplir en honrar la deuda, se puede perder el inmueble en una ejecución hipotecaria.

Por otro lado, es recomendable no aceptar cualquier préstamo sin estudiar previamente todas sus condiciones, cobros y cláusulas. También hay que estar atento a los prestamistas, algunos pueden intentar engañaros para ofrecernos supuestos tratos convenientes. Pero estos son todo lo contrario, ellos buscan hacernos firmar el contrato antes de poder investigar bien sobre el tema. Por ese motivo, hay que conocer, en profundidad, qué es un crédito con garantía hipotecaria y sus consecuencias.

Usos más frecuentes para un préstamo de garantía hipotecaria

Los préstamos con garantía hipotecaria pueden tener una sola finalidad o usarse para varias situaciones en específico. En principio no se necesita una razón justificante para solicitarlo, pero, a continuación, hablaremos de las más usadas por los clientes.

Pasos para solicitar un préstamo con garantía hipotecaria

Si estás pensando en solicitar un préstamo con garantía hipotecaria, existen una serie de pasos que debemos cumplir para ello.

  1. Disponer de una casa, apartamento, local u otro inmueble a nuestro nombre, o a nombre de quien solicite el crédito. Este no puede tener alguna carga hipotecaria muy grande.
  2. Dirigirnos a nuestro prestamista o entidad financiera de confianza para solicitar información.
  3. Revisa nuestra lista de prestamistas para comparar las condiciones y cláusulas de cada una de las opciones de préstamos detalladamente.
  4. Prestar atención a las tasas de interés. Es el factor primordial a comparar cuando buscas un préstamo con garantía hipotecaria. Dado que esto definirá lo que deberás pagar.
  5. Entregar al prestamista la información requerida. Así como los papeles que indiquen que el inmueble te pertenece. Facturas para informar tu ingreso ya sea mensual o quincenal, esto es para demostrar tu capacidad de pago.
  6. Esperar respuesta. Luego de recibir la solicitud, la financiera se tomará un tiempo para estudiar tu caso. Para luego darte respuesta en base a la información suministrada. El éxito o fracaso del crédito dependen de tu ingreso, el valor de la casa o local y tu historial crediticio.
  7. De ser aprobada la solicitud, la entidad financiera transferirá el dinero a la cuenta bancaria que proporcionaste.

¿Qué debes tener para pedir un préstamo con garantía hipotecaria?

pedir préstamo con garantía hipotecaria

Para pensar en solicitar un préstamo con garantía hipotecaria, necesitas conocer las condiciones y requisitos establecidos por las financieras. Recuerda tener en cuenta que las mismas varían según a quién contratemos. Sin embargo, entre los más comunes podemos encontrar las siguientes:

Sin embargo, existe la posibilidad que, aun teniendo toda la documentación requerida, la prestamista pueda negar la solicitud. Esto ocurre mayormente cuando se considera que el cliente puede suponer un riesgo, o la situación no sea la más indicada. Así que asegúrate de tener todos tus papeles en orden para tener mejores posibilidades.

Ventajas y desventajas de los créditos con garantía hipotecaria

Todo producto financiero cuenta con pros y contras y los préstamos con garantía hipotecaria no son la excepción. A continuación, procederemos a mencionar algunas de las ventajas y desventajas que representa este tipo de créditos.

Ventajas:

  1. Es posible seguir usando la vivienda o local mientras pagas por el préstamo.
  2. Plazos de devolución extensos, son de los más largos en el mundo financiero. En algunos casos de hasta 20 años.
  3. No necesitas una razón justificante, ni es necesario presentar ingresos regulares.
  4. A pesar de estar en ASNEF, podrás solicitar un préstamo de dinero con garantía hipotecaria.
  5. En el caso de sufrir un embargo, no será impedimento para hacer una solicitud de esta opción financiera.
  6. Se puede obtener una gran suma de dinero y no solo un microcrédito, pues se suele prestar hasta el 30% o 40% del valor del inmueble en el mercado.

Desventajas:

  1. En caso de no honrar la deuda se puede llegar a perder la vivienda o local.
  2. La vivienda o local que usemos debe ser propiedad del solicitante y libre de cargas al menos en un 80%.
  3. A parte del interés, hay que pagar los gastos de gestión y las comisiones, que varían según la financiera.
  4. No aceptan las solicitudes de forma inmediata. Primero, estudian tu caso detenidamente y, si te consideran riesgoso, pueden negarte la solicitud.
  5. La tasa de interés es mayor a las hipotecas y préstamos personales.

Préstamo hipotecario vs. Créditos con garantía hipotecaria

Si comparamos un préstamo entre particulares con garantía hipotecaria, frente a un préstamo hipotecario, podemos ver que son productos diferentes. A pesar de la semejanza, no solo en los nombres sino también en el funcionamiento, estos se alejan en otros aspectos.

Ambos son productos financieros similares, pero no son, ni sirven exactamente para lo mismo. A continuación, te enlistamos algunas de las principales diferencias:

Artículos de nuestro blog