Préstamos para empresas y pymes

Los préstamos para empresas sirven para financiar tus proyectos ¿Tienes una buena idea de negocio y quieres llevarla a cabo? Continúa leyendo este post para conocer métodos de financiamiento. En caso de necesitar los préstamos para pymes, verás que este articulo te puede ayudar.

Listado de los mejores préstamos para empresas

Si buscas préstamos rápidos para empresas, no dudes en consultarnos. Tu emprendimiento puede pasar de negocio pequeño, a gran corporación con nuestra ayuda. ¿Quieres encontrar los mejores préstamos para empresas? Utiliza nuestro comparador y encuentra el que más se adapte a ti.

Características de un préstamo online para empresas

Préstamos para empresas

¿Tienes una buena idea de negocio? Los préstamos para empresas pueden materializarla. Los empresarios cuentan con este producto para costear gastos corporativos. O si tienes un emprendimiento, puedes usar los créditos para empresas nuevas para conseguir capital.

Los préstamos para empresas son productos diseñados única y exclusivamente para ellas. Su finalidad es cubrir costes corporativos, no cuestiones personales. Para encontrar los mejores préstamos en línea, primero tienes que conocer cómo funcionan y dónde encontrarlos. De ir con el prestamista equivocado, puedes acabar pagando intereses y comisiones más elevadas de lo normal. 

Los préstamos para empresas funcionan a través de una financiera online. Se realiza mediante una solicitud enviada al prestamista. Por supuesto, una vez cumplidos los requisitos solicitados, los que te mencionaremos más adelante. Luego, la entidad procesará la solicitud y tomará una decisión respecto a si aprobar o no el crédito. De ser positiva la respuesta, se acreditará el monto previamente acordado al cliente.

¿Quieres hacer el proceso más sencillo? Puedes conseguir los mejores préstamos online para empresas usando nuestro comparador de ofertas. En cuestión de minutos, obtendrás el financiamiento que necesitabas con las mejores tasas.

Clasifica tu negocio antes de pedir un préstamo para empresas

Ya conoces las características y el cómo funcionan los préstamos para empresas. El siguiente paso es clasificar tu negocio. Existen distintos tipos de préstamos diseñados para diferentes modelos. Si quieres acceder a un préstamo para empresas, has de conocer el tipo de negocio que manejas. A continuación, te explicamos cuáles son y sus características:

¿Cuáles son los tipos de préstamos para empresas?

Una vez has clasificado tu negocio correctamente, puedes buscar opciones financieras que sirvan a tu causa. Si tienes un negocio, deberías conocer otras opciones además de los préstamos para empresas. Dependiendo de tu requerimiento, un producto puede servirte más que otro.

Líneas de crédito para empresas

La línea de crédito es un producto financiero muy útil para las empresas. Funciona con un límite máximo que se puede utilizar en su totalidad o solo una parte. El cliente pagará por el monto usado, no por el importe total del crédito. Su importe se refleja en una cuenta corriente, y una vez pago, puede ser usado de nuevo. Sirven como salvavidas para pequeñas empresas, hasta que logran tener un flujo de dinero estable. Puede usarse para pagar salarios, maquinaria o reformas en el local.

Préstamos para empresas lineales

Algunos préstamos tienen una tasa de pago que varía en el tiempo. Distintos factores influyen en el precio del pago de una cuota. Los productos financieros usualmente tienen comisiones e intereses, ambos afectan el valor de un préstamo. Los préstamos lineales son productos en los cuales su tasa de amortización se mantiene siempre igual.

Factoring

Las empresas necesitan liquidez para funcionar. Existe un método de financiación que permite cobrar deudas anticipadamente y se llama factoring. Con este, una empresa cede una factura o derecho a cobro, a cambio del importe de esa cantidad.

Este servicio no termina ahí, puede incluir gestión del cobro o asesoramiento comercial. Para ello, existen distintos tipos de factoring. En algunos, el cobro es responsabilidad de la empresa, en otros de la financiera. Para algunos casos, el cliente pagará a la entidad con la cual contrajo la deuda.

Confirming

Es un producto que ha madurado últimamente y es más usado conforme pasa el tiempo. Se considera lo opuesto al factoring. En este caso se contrata una empresa, pero no para cobrar, sino para pagar a los proveedores. También, existen ventajas de asesoramiento como en el factoring y, en caso que el proveedor necesite un anticipo, la financiera se encarga.

Crowdlending

En caso de buscar préstamos para nuevas empresas, las plataformas crowdlending pueden ser de utilidad. En este caso, el capital viene de personas que quieren invertir para obtener rentabilidad. Los inversores firman un contrato con la entidad en el que dan dinero y obtendrán un interés sobre él. Es uno de los préstamos online para empresas que más proyección tiene a futuro.

Una vez que ya conoces las diferentes formas de financiarte, debes saber que no todos los créditos funcionan para todos los tipos de negocios. Si estás empezando un emprendimiento, no podrás usar el factoring porque no tendrás facturas pendientes por cobrar. Hay créditos para empresas grandes, otros para empresas que están empezando y también más opciones. De allí, lo importante de conocer tu negocio.

Condiciones para solicitar un crédito como empresa

pedir préstamo para empresas

Como ya conoces los tipos de financiamiento, es momento de saber qué hace falta para solicitar un préstamo para empresas. Los requisitos y condiciones varían según la entidad a la que acudes y el tipo de crédito que solicites. A continuación, te enlistamos los más frecuentes:

Todas estas condiciones podrán ser más o menos severas según la financiera a la que se acuda. También, podría haber requisitos que no hemos mencionado y sean vitales para contratar el servicio. Solo recuerda que para solicitar los préstamos para pymes es primordial cumplir las condiciones si se quiere tener éxito.

¿Qué papeleo debes tener al solicitar un préstamo para empresas?

Para asegurar tener una posibilidad de aprobación de un préstamo para empresas, es necesario tener la documentación requerida. Al tratarse de un ente jurídico, los requisitos son algo diferentes que los de una persona natural.

Las entidades pedirán documentos que reflejen el nivel financiero del negocio. Por supuesto, también los requisitos normales de una empresa, no solo serán balances y facturas. La prestamista se enfocará en investigar si podrás amortizar la totalidad de la deuda en el futuro. Algunos de los documentos necesarios solicitados por varios prestamistas son los siguientes:

La entrega de documentos varía, puede ser online, presencial o entregada por un mensajero, en algunos casos. Las financieras también pueden solicitar más documentos según las políticas establecidas para su análisis. Si buscas créditos rápidos para empresas, has de tener toda la documentación requerida.

¿Dónde se encuentra financiamiento para empresas y pymes?

Los créditos para pymes son fuente de liquidez para pequeñas empresas que necesitan financiación. En algunos casos, las empresas quedan estancadas por falta de capital. A veces, es una expansión, otras la compra de un equipo y en algunos casos el pagar la nómina. Sea cual sea la necesidad, un préstamo para pequeñas empresas puede solventarlo.

Tradicionalmente los productos financieros pertenecían a las entidades bancarias. Hoy las cosas han cambiado y muchas financieras operan en internet. Para encontrar los mejores préstamos para nuevas empresas cuentas con nuestro comparador. En él tendrás ofertas imperdibles, las mejores tasas de TAE y TIN que hay en el mercado.

Además, recuerda que estos entes financieros online te ofrecen grandes beneficios. Algunas de ellas dan préstamos para empresas con ASNEF, por ejemplo. Así que, si estás en los ficheros de morosos puedes contar con esta opción y conseguir liquidez para tu emprendimiento.

Diferentes opciones para financiar tu negocio

préstamos para nuevas empresas

Buscar financiación mediante los créditos para empresas online no es la única forma de obtener liquidez para tu negocio. Si necesitas capital, puedes buscar otras personas que inviertan en tu proyecto. A continuación, algunas opciones para captar capital y financiar tu empresa.

Equity crowdfunding

Consiste en ofrecer la participación en el capital de una empresa a cambio de financiación. Las personas invierten en un proyecto y como recompensa se les hace parte del mismo. Estas participaciones pueden ser vendidas para recuperar el capital y generar ganancia. También, podrían generar beneficios futuros al repartir dividendos. La recompensa del equity crowdfunding es puramente financiera. Además, una de las ventajas de este método es que no solo se gana capital con la campaña, sino también notoriedad.

Business Angels

Los ángeles inversores, también conocidos como ángeles de negocios, son de los mejores préstamos para empresas pequeñas. Esto se debe a que no solo aportan capital, entregan algo mucho más importante: experiencia y asesoramiento. Los business angels invierten en la etapa inicial de un emprendimiento y tienen un rol cercano a la misma. Si tu empresa es nueva y cuentas con una buena idea, ellos pueden ser de gran ayuda.

3F

Se le llama así por las palabras en inglés, Family, Friends and Fools. Esta es una forma de obtener capital para iniciar un negocio y comenzar a operar. La traducción a esos términos serían familia, amigos y tontos. Este último término es para las personas que no son amigos ni familia, pero creen e invierten en el proyecto.

Este método consiste en pedir capital para el emprendimiento a las personas en nuestro circulo de influencia. Lo positivo es que, si el dinero es prestado sin interés, habrá menos dinero que pagar en un futuro. Usualmente es un trato de palabra, no requiere un contrato, se basa en un único aspecto: la confianza. Se utiliza la cercanía con esa persona o la idea del proyecto para obtener financiamiento.

Emisión de deuda

Es una forma de capitalizarte mediante la creación de títulos, que inversionistas comprarán por un valor determinado. Estos títulos garantizan que en un futuro pagarás el dinero prestado y un extra. La ganancia para los inversionistas varía según los estatutos establecidos. En términos simples, se trata de pedir prestado ofreciendo un pago futuro más unos intereses.

Este método se suele ejecutar entre empresas y grupos de inversionistas. Existen 2 tipos: privada, en la que actúan 50 inversores, o publica donde el límite es mayor. Si se hace la oferta pública, se utiliza la bolsa de valores para vender los bonos o títulos financieros.

Capitalización del paro

Si estas desempleado en España y quieres iniciar como autónomo, puedes capitalizar el paro. Este método consiste en unificar todos los pagos pendientes de la prestación por desempleo. De esta forma, puedes contar con el capital para iniciar un proyecto nuevo o pagar una sociedad en alguna cooperativa.

Para evitar inconvenientes, has de saber qué cosas están prohibidas si recurres a la capitalización del paro. Una vez cobres, no puedes volver a trabajar para la misma empresa como autónomo o socio trabajador.

Subvenciones

Son transferencias de fondos del sector público al privado para financiar una actividad. Para acceder a ella, se necesita hacer una solicitud, la cual competirá con todas las demás. La propuesta ganadora ha de contar con las características solicitadas por el gobierno. Sus objetivos son abrir nuevos negocios, evitar que algunos cierren por falta de capital. También, ayudan a motivar un sector estancado, hace el mercado más competitivo y controla la inflación.

Crowdfunding

De necesitar créditos para empresas pequeñas, existen formas de no endeudarse y obtener el capital requerido y el crowdfunding es una de ellas. Se trata de una manera de obtener financiación con un estilo similar a la relación de un mecenas y un artista.

Esto significa que el inversor no obtiene capital como retribución, pero sí ganará productos, bienes o servicios. La inversión es multitudinaria y casi llega a ser una donación al proyecto. Se suele hacer por inversores que ven tu proyecto y deciden creer en él. El crowdfunding, a diferencia de los préstamos para empresas, puede ser pagado con el producto final del negocio.

Artículos de nuestro blog